Voluntariado en Cracovia – Os cuento mi experiencia

Nunca podría haberme imaginado como iba a cambiar mi vida después del voluntariado europeo. Tampoco supe que iba a encontrar mi sitio en esta ciudad y que por fin iba a sentirme feliz con mi trabajo. Han sido tan solo seis meses pero es una experiencia que voy a recordar toda mi vida.

Aunque me ha tocado vivir la etapa más dura del invierno con frío, lluvia y nieve, he tenido la suerte de encontrar mi espacio en el centro cultural Przegorzały, un pequeño barrio a las afueras de Cracovia en el que he tenido la posibilidad de conectar con la comunidad polaca. Allí, he llevado a cabo mis propias actividades como clases de bailes latinos o conversaciones
de español. También eventos sobre historia polaca o cultura francesa junto con otros voluntarios. Además, por primera vez, he participado en la preparación y montaje de exhibiciones culturales como la de ilustraciones sobre Frida Kahlo de la artista española María Hessé.

Por otra parte, las ventajas que te ofrece la ciudad de Cracovia a nivel cultural son tantísimas que nunca tienes tiempo suficiente para asistir a todos ellos. Hay muchos eventos y encuentros para todo el mundo en diferentes centros culturales y asociaciones locales, además de las actividades que organizan voluntarios europeos de otros proyectos europeos en sus centros de trabajo.

Siempre es gratificante compartir tu experiencia con otras personas y esta es mi experiencia que comparto con vosotros. Si en cualquier momento os planteáis la opción de realizar un voluntariado europeo, no dudéis en ello. El mío se termina aquí pero continua en este país, pero esta vez centrándome en mi carrera profesional.

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • chat
    Add a comment