Una Experiencia Erasmus inolvidable

Todo lo que puedo decir de esta experiencia es: I-N-C-R-E-Í-B-L-E.

Sinceramente ha sido realmente espectacular, todavía sigo sin palabras para poder describir todo lo que podido sentir a lo largo de este viaje, desde el miedo de viajar sola por primera vez rodeada de gente que no conoces, hasta la triste de tener que despedirte de ellos una semana después, cuando ya se han convertido en una pequeña parte de tu familia y han ocupado un pequeño huevo en nuestro corazón.

Y es que es así, no te das cuenta, solo piensas «por dios, espero estar diciendo lo que quiero decir», el miedo de viajar a otro país y estar tanto tiempo hablando una lengua diferente de la usual nos asusta hasta el punto de ser lo único que ronda por nuestras cabezas. Solo esperas que la gente sea lo suficientemente amable para no hacerte sentir inferior o que no vales. Y entonces llegas, y los conoces. Primero a tu grupo, el que representa a tu país junto a ti, y más tarde a todos los demás grupos, y te das cuenta que son gente increíble, que vienen a dar lo mejor de ellos, y a ayudarte a dar lo mejor de ti.

Jamás se le ha pasado a nadie por la cabeza pensar que es mejor que otros, todos colaboramos con todos y la rivalidad aquí no existe.

Las experiencias vividas y los conocimientos adquiridos es algo a parte que te llevas para siempre y de manera gratuita, y todas las nuevas amistades que has hecho también. Porque al final, por mucho que hayamos venido interesados en el tema que se nos va a enseñar, lo que importa es eso: las pequeñas pausas para ir a tomar café, las noches de juegos, las charlas en la mesa de la comida, ir de habitación en habitación buscando todas las cosas que les dejaste el día anterior a tus amigas, etc.

El momento de volver es muy duro, no sabemos distinguir completamente si lo que sientes es felicidad o tristeza. Felicidad por el gran viaje que hemos realizado, la gente que hemos conocido y todos esos recuerdos y amigos nuevos que nos llevamos para siempre, o tristeza por los mismos motivos, porque no nos podemos creer todo lo que se ha vivido en tan poco tiempo, y nos da pena dejar eso detrás, nos gustaría poner en pausa ese momento y que durase eternamente, las despedidas siempre son duras.

En resumen, esta experiencia ha sumado en todos los sentidos. No podría decir nada malo de este viaje ni de las personas que en él estaban. Todo ha sido increíble hasta el último día y nos hemos dejado ninguna experiencia sin sentir ni ningún sentimiento sin vivir. ¡¡Todo el mundo debería poder disfrutar de esto!!

 

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • chat
    Add a comment