De momento todo genial con mi Servicio Voluntario Europeo. Es imposible estar más agusto en el colegio, todos me han acogido como una profesora más y los estudiantes son increíbles. La asociación bastante bien, aunque llevo un mes aquí y sólo he tenido 4 clases de polaco, y en el colegio no hablan mucho inglés por lo que realmente lo necesito, aunque supongo que las irán aumentando. En el apartamento y con los demás voluntarios genial. En total somos 14 y hacemos muchas cosas juntos, nos llevamos muy bien. La única queja es el tiempo y lo de no tener persianas… pero espero ir acostumbrándome!!!!
Os envío alguna foto 🙂

 

 

Siempre quise vivir una experiencia fuera de mi país, España, y cuando terminé mi carrera pensé que probablemente fuese el momento para hacerlo.
A través de un amigo descubrí el Voluntariado europeo, o lo que es lo mismo, Erasmus +. Al principio no tenía ni idea de qué era eso, así que después de informarme bien decidí mandar mi currículum y mi carta de motivación a un colegio de Necesidades Educativas Especiales en Polonia, Kwidzyn.
Hace un mes desde que he llegado, y os puedo decir que seguramente haya sido una de las mejores decisiones que he tomado hasta ahora. Trabajo de lo que me gusta; soy profesora de estudiantes con autismo y síndrome de Down. El resto del tiempo lo comparto con los demás voluntarios que viven en mi ciudad; gente de Austria, Portugal, Italia, Georgia, Armenia o Turquía.
En resumen, si queréis conocer nueva cultura, nuevas personas, adquirir conocimientos (ya sea de lo que estudiasteis o algo que os guste) os animo a que, al menos, os informéis.
¡Un fuerte abrazo desde Polonia!

Escrito por Olga Pendones, voluntaria europea en Polonia

Nuestro proyecto de voluntariado en Rumanía va sobre ruedas

Voluntariado europeo en Finlandia en villa ecológica y escuela

Julia en guardería de Polonia como voluntaria europea

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment