Mi experiencia en Georgia (Becas Erasmus+)

Llevaba meses echándole un ojo a las Becas de Erasmus +, esperando que publicasen un proyecto que me llamase la atención y que me cuadrara lo suficiente para poder irme dos semanas sin problemas, ya que me encuentro en mi último año de carrera y los últimos meses siempre son los peores. 

Cuando vi este proyecto, “Tolerancia, Aceptación, Entendimiento”, sabía que era el perfecto para mi. He crecido en un ambiente multicultural y me gusta rodearme de gente que parte de esta misma idea. Este proyecto era una oportunidad para conocer a gente de países que apenas conocía (participaban personas de Georgia, Macedonia del Norte, Egipto, Turquía, Marruecos y Portugal) y tener conversaciones que cambiasen las percepciones que tenía de dichos países. 

Cuando llegamos ahí, tras un largo viaje, me vi rodeada de gente divertida, amable y con ganas de conocer nuevas culturas. Cada día realizábamos diversas actividades que consistían principalmente en hablar en los estereotipos que teníamos de cada país e ir desmontándolos, siempre desde el respeto y la educación. 

Dos días fueron dedicados a exponer nuestros países, los españoles realizamos una quiz donde tenían que adivinar la respuesta a diferentes preguntas. Nosotros les presentamos nuestra España: diversa en culturas, idiomas, orgullosa de su movimiento feminista, de su movimiento LGTB+, y los participantes quedaron muy gratamente sorprendidos y agradecidos de que les mostrasemos esta faceta de España de la que tan poco se habla. 

Para las distintas actividades llevadas a cabo predominaba la discusión en grupo utilizando diferentes mecanismos como pizarras, posits, principalmente con un miembro de cada país para así animar a la integración y para que nos conociésemos. Al principio de cada día llevábamos a cabo distintas actividades para motivarnos y empezar bien el día. Los resultados final de la semana fueron muy efectivos, conocíamos distintas culturas de primera mano y habíamos hecho grandes amistades. 

También quedó hueco para explorar la ciudad de Tiblisi, una ciudad preciosa con muchos sitios curiosos que explorar. Por las noches, reíamos mientras nos conocíamos y prometíamos visitar los países y las ciudades de donde era cada uno.

Ha sido una experiencia preciosa, que me ha permitido conocer a personas de muchísimos países y que me ha dejado con ganas de realizar más proyectos y explorar más el mundo. 

Comments

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • chat
    Add a comment