Experiencia del Cuerpo Europeo de Solidaridad

Experiencia de Selma en La Bergue, Francia

«Ahora que ya ha terminado la experiencia y veo las cosas con más perspectiva me doy cuenta de todo lo que he aprendido».

0
Proyectos europeos
0
Voluntari@s
0
Becarios Erasmus
0
Socios internacionales

Mi experiencia

Hola, mi nombre es Selma y este último año realicé un proyecto de educación ambiental junto a la Fédération des oeuvres laïques de Haute-Savoie por medio del Cuerpo Europeo de Solidaridad.

El proyecto se ubica en el Centre de Loisirs La Bergue, este centro acoge a niños de entre 4 a 14 años con los cuales se realizan actividades muy variadas gracias a los diferentes espacios con los que cuenta como; una granja con animales (cerdos, patos, gallinas, ovejas, conejos…), un huerto, piscinas y una gran extensión de terreno verde.

Entre todos esos espacios me asignaron el del huerto, para que pudiera realizar libremente las acciones de educación ambiental que quisiera. Junto a los niños realicé diferentes actividades, dependiendo del grupo de edad, para rehacer el huerto. Y es así como a lo largo de todo el año rehabilitamos el terreno: retiramos las matas, abonamos la tierra, plantamos flores1 y hortalizas, lo decoramos y al final de la temporada recolectamos algunos de los alimentos. Por otra parte, también realicé diferentes actividades manuales y juegos ajenos a la educación ambiental.

Me dejaron mucha libertad a la hora de expresarme y es algo que agradezco porque me sentí muy cómoda y con libertad de probar todo lo que quería. Gracias a ello pude hacer un intercambio con otra voluntaria donde cada una fue a visitar a la otra a su centro y realizamos actividades conjuntamente de sensibilización medioambiental (un hotel de insectos5, charlas sobre la importancia de los insectos en la polinización, juegos de quizs sobre el medio ambiente…). 

Fue mi primer contacto con niños y aunque al principio fue duro, por la barrera idiomática, he aprendido mucho (tanto en lo profesional como en lo personal). Y a pesar de que ha sido un año un poco raro a causa del covid y hubo momentos un poco duros para mí, siempre recibí mucho apoyo y comprensión por parte de mi tutor y de los demás trabajadores del centro. 

Ahora que ya ha terminado la experiencia y veo las cosas con más perspectiva me doy cuenta de todo lo que he aprendido. Llegué sin saber francés y ahora puedo mantener una conversación fluida, aprendí a gestionar mejor mis sentimientos de soledad y sobre todo me valoricé a mí misma, este año he hecho muchas cosas que creía que no era capaz o que me daban miedo. Es por ello que animo a todo el mundo a hacer un voluntariado europeo, es una experiencia muy enriquecedora.

¿Qué incluyen nuestras plazas?

Viaje

Un billete de Ida y Vuelta

Curso idiomas

Aprenderás el idioma del país

Dinero bolsillo

Cantidad fija al mes para tus gastos

Alojamiento y gastos casa

La casa y los gastos los cubre el programa

Seguro

Seguro gratis accidentes y responsabilidad civil

Comida

Tendrás una cantidad para comida y gastos corrientes

Pide tu plaza

Más experiencias

Oct 21
Experiencia de Sandra en Sao Pedro da Cova, Portugal

Experiencia del Cuerpo Europeo de Solidaridad Experiencia de Sandra en Sao Pedro da…

Oct 18
Experiencia de Alba en Inglaterra

Experiencia del Cuerpo Europeo de Solidaridad Experiencia de Alba en Inglaterra «A…

Oct 15
Experiencia de Raquel en Perušić, Croacia

Experiencia del Cuerpo Europeo de Solidaridad Experiencia de Raquel en Perušić,…

Oct 13
Experiencia de Carlos en Croacia

Experiencia del Cuerpo Europeo de Solidaridad Experiencia de Carlos en Croacia «Se…

Oct 11
Experiencia de Tania en Irlanda

Experiencia del Cuerpo Europeo de Solidaridad Experiencia de Tania en Irlanda «Gracias…

Oct 08
Experiencia de Tamara en Ankara, Turquía

Experiencia del Cuerpo Europeo de Solidaridad Experiencia de Tamara en Ankara, Turquía…

Quiero más info