El principio del camino. Experiencias SVE de Miriam en Rumania

Hoy hace 17 días que estamos en Arad, Rumanía. El día 2 de febrero empezó nuestro EVS. Una experiencia que, aunque todavía no sabemos cómo, supondrá un cambio en nuestras vidas.

En las dos semanas que llevamos aquí hemos conocido a los que serán nuestros compañeros de piso, de trabajo y de viaje. De momento seguimos en proceso de adaptación. Convivir 6 personas en un piso con un solo baño no es fácil precisamente, pero he de reconocer que la casa siempre está llena de risas. Aburrir no nos vamos a aburrir, ¡eso seguro!

Sobre el trabajo, decir que tengo unas ganas enormes de empezar. Hasta ahora hemos ocupado las semanas acudiendo a diferentes talleres y seminarios de formación. La próxima semana esta primera parte de nuestra estancia aquí concluirá con el on-arrival training en Pedreal. Sin embargo, ayer fuimos a conocer las escuelas en las que llevaremos a cabo los talleres de marionetas, baile, teatro y las campañas en contra de la violencia infantil.

Estar en contacto con los niños ha sido maravilloso, sobre todo, porque en cierto modo hemos perdido parte de ese medio que da enfrentarse a lo desconocido. Los niños buscan divertirse con nosotros, jugar, reírse… y eso lo hace todo mucha más fácil.

No llevamos mucho tiempo aquí, pero tengo la sensación de que el camino que ahora iniciamos estará lleno de desafíos, aprendizajes, risas, experiencias nuevas, viajes, amigos y mil cosas más que no puedo esperar a conocer.

Comments

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • chat
    Add a comment