Eduquémonos en ser personas sostenibles

El medio ambiente se está convirtiendo en un tema que no podemos ignorar. El gran éxito de los verdes en las recientes elecciones europeas, la protesta masiva planteada por Greta Thunberg con los Fridays for future, los datos preocupantes sobre el cambio climático planteados por los principales institutos internacionales de investigación científica constituyen algunos de los elementos que nos han estimulado a interesarnos sobre el verdadero desafío de este siglo. Justo ayer, los principales periódicos europeos e internacionales dejaron circular una foto impactante de una enorme capa de hielo en Groenlandia que se derrite con perros de trineo que corren sobre el agua. Una imagen a veces surrealista, pero desafortunadamente más que real, que nos invita a tomar en serio la conciencia de esta emergencia global con un compromiso activo como ciudadanos y seres humanos.

Eduquémonos en ser personas sostenibles (Fiordo de Inglefield Bredning, en Groenlandia. STEFFEN OLSEN, El Pais)
Eduquémonos en ser personas sostenibles (Fiordo de Inglefield Bredning, en Groenlandia. STEFFEN OLSEN, El Pais)

Entre muchas cosas , me acuerdo de una frase que escuché hace poco durante una conferencia organizada por el Comité de las Regiones de la Unión Europea: “Piensa Europeo y actúa localmente”. Creo que esta frase se puede convertir tranquilamente en: «Piensa globalmente y actúa localmente». De hecho, no hay cambio sin una acción colectiva y consciente por parte de todas las personas . Tiziano Terzani, histórico periodista italiano, dijo que «la única revolución posible es en nuestro interior».

Eduquémonos en ser personas sostenibles
Eduquémonos en ser personas sostenibles

De hecho, es difícil imaginar un cambio sustancial si no nos educamos a nosotros mismos para ser ciudadanos eco-sostenibles y conscientes de que el cambio climático no es un acto de ciencia ficción, sino un problema real que afecta nuestras vidas y que realmente nos puede llevar a ver escenas apocalípticas que, hasta ahora, hemos visto solamente en películas como El día de mañana . No se puede haber cambio si seguimos viviendo en nuestra burbuja y considerando el cambio climático como un problema irrelevante o una trama de los “poderes fuertes”. En 40-50 años podría ser demasiado tarde.

De hecho, “la acción necesita líderes y banderas, pero para obtener algo necesita mucha participación desde las bases. Podrás hacer esto como parte del intercambio”. Si os interesa el tema del medio ambiente y del cambio climático, os recomiendo también el siguiente artículo escrito por Antonino Versace – director de proyectos europeos en Yes Europa –  titulado Greta Thunberg, nunca serás demasiado pequeño para marcar la diferencia.

Eduquémonos en ser personas sostenibles
Eduquémonos en ser personas sostenibles

Sobre la base de estas reflexiones, nació la necesidad de escribir este artículo para intentar ayudar a construir una conciencia verde y sostenible. Yes Europa siempre ha intentado promover una conciencia activa sobre el cambio climático y cómo desarrollar una serie de pequeños hábitos diarios que son fundamentales para generar un cambio concreto. No es sorprendente que una de nuestras prioridades como organización de envío acreditada con el Cuerpo Europeo de Solidaridad sea precisamente tratar de promover proyectos en el campo del medio ambiente y enviar voluntarios interesados ​​en ser un agente de cambio y convertirse en un multiplicador de experiencias.

Si te interesan estos temas y la causa del cambio climático, actualmente tenemos los siguientes proyectos disponibles en el campo del medio ambiente:

1)       Oportunidad SVE Grecia sobre medio ambiente;

2)       SVE en Alemania con varios proyectos disponibles;

3)       CES en Finlandia en desarrollo sostenible.

Eduquémonos en ser personas sostenibles
Eduquémonos en ser personas sostenibles

¿Por qué el voluntariado europeo?

Como expliqué en otro artículo, experiencias como el Erasmus Plus y el Cuerpo Europeo de Solidaridad ayudan a los jóvenes a desarrollar una conciencia civil y real de los problemas que nos rodean. Por encima de todo, nos ayudan a ser más sostenibles, gracias a la combinación de otros factores, tales como:

1) la necesidad de ahorrar;

2) la necesidad de llevar una dieta más saludable asociada con las condiciones económicas e higiénicas del lugar donde vivimos;

3) establecemos un contacto con organizaciones juveniles que nos llevan indirectamente a interesarnos en el tema del medio ambiente.

La experiencia del voluntariado es ante todo un gran viaje interior, una oportunidad única para reflexionar sobre nosotros mismos, para desarrollar «habilidades transversales» y para ser ciudadanos responsables, conscientes y empáticos. Inevitablemente, algo se mueve dentro de nosotros y el voluntariado nos ayuda a desarrollar un alma verde. En general, esto puede generar un efecto multiplicador que empuja a los voluntarios participantes a difundir su experiencia eco-sostenible .

Eduquémonos en ser personas sostenibles
Eduquémonos en ser personas sostenibles

Entonces, ¿cuáles son las 10 habilidades transversales y eco-sostenibles que pueden desarrollarse gracias a un voluntariado europeo y aplicarse diariamente?

1)       Las compras semanales : compre materiales reciclables y naturales, reduciendo progresivamente el uso de plástico para generar menos residuos. Además, las compras semanales ayudan a optimizar y organizarnos semanalmente para evitar el desperdicio de alimentos y ahorrar dinero.

2)       Estimular el comercio local: un ejemplo concreto son las frutas y verduras. La compra de estos productos en tiendas que estimulan la economía rural y local no solo tiene un efecto beneficioso en términos de producción, sino también en la reducción de las emisiones de los servicios de transporte de alimentos.

3)       Leer las etiquetas: la necesidad de ahorrar ayuda a observar más cuidadosamente los precios y detalles de los productos. En consecuencia, esto ayuda a prestar atención a la etiqueta de energía y consumo, así como a las sustancias internas que pueden contaminar o no cumplir con las regulaciones de la UE sobre la seguridad y contaminación de los alimentos.

4)       Aprender a decir no al plástico: Las pautas para limitar el uso de plástico están creciendo cada vez más. Esto puede ser con una botella de agua, bolsas de compras, vasos, cubiertos y otros pequeños detalles.

5)       Dar prioridad a los servicios de transporte público: ciudades modernas y europeas como Madrid cuentan con excelentes servicios de transporte y, sobre todo, con una amplia variedad de movilidad. Acostúmbrese a reducir el uso del coche para usar el metro, el servicio de alquiler de bicicletas, los autobuses ecológicos, etc. El beneficio es doble: ayude a tu ciudad a desarrollar un aire más limpio y ayude a tu cuerpo a mantenerse en forma con más movimiento.

6)       Ahorrar energía: esto puede suceder principalmente en espacios domésticos, con algunas precauciones tales como: “no dejar encendidas las luces de las habitaciones o zonas desocupadas, utilizar bombillas LED, sacar los alimentos del congelador con antelación al lugar de descongelarlos en el horno o al microondas«.

7)       Estimular la creatividad: no olvidemos que la imaginación es el motor  para tratar de mejorar y maximizar la naturaleza positiva de nuestras acciones. Por ejemplo, ¿está seguro de que todo loque deseche no puede reutilizarse ecológica o alternativamente?

8)       Reciclar lo más posible: cada vez más países imponen sanciones a quienes no cumplen con los estándares de reciclaje. Sin embargo, en algunos países, todavía falta una cultura masiva y doméstica en este sentido. Por eso, es bueno informarse en internet y tener la buena costumbre de tirar los productos correctamente. De hecho, entre los muchos beneficios, podremos contribuir al desarrollo de la «generación de puestos de trabajo ya la generación de una economía del reciclaje» .

9)       No desperdicies el agua ni la contamines: un mal hábito es abusar del agua y contaminarla con productos aparentemente inocuos, como el aceite de cocina. Tirar el agua por la fregadera puede ser muy contaminante. De hecho, “es capaz de crear una capa para el agua que dificulta el paso del oxígeno y puede matar a los seres vivos de los ríos ” y contaminar el agua que normalmente bebemos o utilizamos para nuestras necesidades más íntimas con efectos nocivos por el medio ambiente y nuestro cuerpo.

10)    Plantar una planta: Martin Luther King dijo: «Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol» . Plantar una pequeña planta nos ayuda mucho a recordarnos nuestra coexistencia con la naturaleza y a despertar un alma verde que cada uno de nosotros posee inconscientemente. Además, se entregará a usted y a su hogar un pequeño regalo, mejorando la calidad del aire. Es un pequeño cambio a nivel local, imagínate cuántos beneficios habría si todos intentaran plantar una planta, un huerto o incluso un árbol.

Leonardo Brambilla

Fuentes:

10 consejos para ser más sostenible en casa

Consejos para ser sostenible

12 eco-consejos para un 2018 más sostenible

Otros artículos relacionados:

Solicitar Becas europeas

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • chat
    Add a comment