Mi experiencia como voluntaria europea en Molfetta, Italia.

Hola a todos, mi nombre es Sarai, tengo 26 años y vengo de Galicia, España. Tras haber acabado mis estudios sabía que quería realizar un voluntariado y justo encontré un proyecto que tenía lugar en el sur de Italia, más concretamente en Molfetta.

Éste, se basaba en trabajar en el Ayuntamiento de la ciudad durante un año y debo admitir que, si bien al principio la idea de irme de voluntariado durante un año me daba mucho miedo, puedo decir que ha sido una de las
mejores decisiones que he tomado en toda mi vida.

Los primeros meses siempre son complicados, adaptarse a un sitio nuevo, a gente nueva, un nuevo trabajo…No es fácil y, sin embargo, en Molfetta fue algo muy sencillo. Tanto mi tutora, Enza, como mis compañeras de piso se encargaron de que me sintiese como en casa desde el primer día. Además, siempre he tenido a la organización respaldándome si sucedía algo y me han ayudado siempre con lo que fuese necesario. Pasado el tiempo, el proyecto sólo mejoró, llevamos a cabo proyectos y actividades super interesantes.

Hacia la mitad, llegaron nuevos voluntarios y llegamos a ser un total de unos 20 distribuidos entre Molfetta, Ostuni y Bitonto, y con ellos llegaron dos de las que considero mis mejores amigas aquí en Molfetta. Sin embargo, así como vino gente nueva, también se fue mi primera amiga que conocí aquí y a la que considero muy importante. Seguramente haya sido el momento más bajo de mi proyecto, pero sé que nos volveremos a ver. Aprender a decir “hasta luego” es algo que también he aprendido durante este proyecto.

Por otra parte, con este proyecto no sólo he aprendido cosas sobre mi misma y he crecido muchísimo como persona, sino que a nivel laboral considero que he aprendido también un montón. Gracias a mi tutora, tuve la oportunidad de trabajar en el estudio legal del Comune de Molfetta, lo que me ayudó a mejorar y ampliar mis conocimientos sobre derecho, materia que había estudiado en la universidad. Asimismo, con este proyecto pudimos llevar a cabo otros proyectos y actividades como el “Town twinning”, al que asistieron personas de Croacia y Rumanía, hemos leído poesía en nuestras respectivas lenguas o hemos aprendido a cocinar recetas típicas de la ciudad, entre otros muchos proyectos.

Pero el proyecto no consiste solo en estar siempre en Molfetta o trabajando, durante este año también tuve la suerte de poder viajar no sólo por Italia, sino también a otros países como Malta, y ver de nuevo a un montón de
amigos que conocía del Erasmus que viven en otras regiones de Italia.

Puedo decir, por tanto, que ha sido una de las mejores experiencias de vida que he tenido ya que gracias a este proyecto he crecido muchísimo profesionalmente, he conocido a gente estupenda y soy una persona muy distinta a la que era antes. Como bien dice la película Benvenuti al Sud: “Quando vieni al sud piangi due volte: sia quando arrivi, sia quando te ne vai.” Y es cierto.

Ahora mismo tienes plazas en este proyecto aquí: https://www.yeseuropa.org/plazas/cuerpo-europeo-solidaridad/voluntariado-en-italia-2/

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment