Pablo, Rita y Mercedes y su Erasmus+ en Eslovaquia

Nuestra experiencia en el Training ‘United through education’ en Eslovaquia

No podemos estar más agradecidos por haber vivido esta experiencia en un entorno de lo más acogedor. Eslovaquia ha sido todo un descubrimiento, al igual que su gente, su gastronomía y su cultura. Estábamos ubicados en una zona preciosa y muy turística, llena de naturaleza e historia. A lo largo de nuestra experiencia, pudimos aprender mucho sobre ella.
Igualmente, hemos compartido una semana con grandísimas personas de cinco países diferentes, de las que hemos podido aprender algo distinto de cada uno y hemos formado una gran amistad entre nosotros. Al final, teníamos a estudiantes del país que nos acogía pero también de la República de Macedonia del Norte, Croacia y Estonia. Nos mezclaron de manera que nuestros compañeros de habitación fuesen del extranjero y eso facilitó que practicásemos el inglés a diario, conectando con esas personas que el primer día eran completos extraños. Juntos hemos jugado, bailado, hablado, reído y el último día, llorado. Nunca imaginamos que el tiempo se pasaría tan rápido al lado de los compañeros. Entre todos nos hemos animado para participar en cada actividad y todo ello ha resultado tremendamente enriquecedor.
Al mismo tiempo, ha sido todo un reto el llevar a cabo tales actividades fuera de nuestra zona de confort y gracias a eso hemos mejorado nuestra capacidad de comunicación en inglés. También hemos aprendido a organizar workshops, a realizar un buen feedback y a fomentar el trabajo en equipo. No en vano el topic resultante del intercambio fue ahondar en la tarea de los trainers e intentar aportar nuevas ideas, así como poner en marcha otros métodos de aprendizaje práctico y grupal.
El training ha sido muy intenso: tan solo un breve descanso por la mañana y otro para comer, pero podemos decir que gracias a ello hemos aprendido muchas cosas. Han delegado en nosotros tareas de responsabilidad, como terminar documentos a tiempo o tratar de organizar todo un día de tareas. Definitivamente, han puesto a prueba nuestra creatividad y eso ha conseguido que nos sintiéramos muy implicados. Estamos seguros de que conseguiremos aplicar todo ello en nuestro día a día.
Por supuesto, también hemos tenido tiempo para visitar en profundidad la zona: Banská Stiavnica. Hemos tenido la suerte de gozar de buen tiempo y nos llevamos recuerdos muy bonitos de esta semana. Sin duda, recomendamos este tipo de educación no formal, que ayuda a ampliar fronteras, conocimientos y, cómo no, a conocer gente de todo el mundo con la que más tarde puedes seguir en contacto. Paralelamente, es una buena manera de ponerse a prueba intentando enfrentar el miedo al inglés, acostumbrándote a otros horarios o intentando desenvolverte fuera de casa. Este tipo de experiencias siempre son una sorpresa y son perfectas para conocer sitios que quizá no son tan visitados como otros. Por todo lo dicho, nos sentimos muy agradecidos por haber sido seleccionados.

Pablo Villagrasa Martínez, Rita Álvarez Rocha y Mercedes Fisteus Peláez.

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment