Nuestros primeros días en Italia como voluntarios

Ciao!

De nuevo aquí Diego y Lorenzo. Llevamos aquí casi una semana y ya empezamos a saborear la experiencia de SEYF y Lecce en general. El primer fin de semana podría resumirse con la presentación que nuestros queridos coordinadores nos hicieron al negroni variattisimo y la vida nocturna de Lecce. 

El lunes comenzó en la oficina pero por la tarde tuvimos la oportunidad de conocer de cerca el más grande de los CAS de la zona de Lecce en Santa Cesárea Terme. 

Despues de 40 minutos en coche llegamos al centro, que se encuentra muy cerca de unas preciosas vistas del escarpado mar Adríatico. 

Cincuenta refugiados de diferentes nacionalidades viven allí. Con esta cantidad de personas os podréis imaginar lo grande que es el campo, sin embargo es posible que, como nos pasó a nosotros, vuestra imaginación se quede corta. Es posible que los prejuicios o la desinformación hicieran mella en nuestras expectativas, pero nos sorprendió lo bonito, grande y organizado que estaba todo. Mientras nos enseñaban las instalaciones fuimos saludando a aquellos que se encontraban en el centro, y aunque el ánimo estaba un poco bajo por el cansancio generalizado de la lluvia y el frío, todos nos recibieron con una gran sonrisa que nos hizo sentir como en casa desde el principio.

voluntarios en italia

Casi todos eran muy jóvenes y los recién llegados mostraban una confusión e inquietud que no se veía en los más veteranos. Sabemos que sus historias y su largo viaje hasta Italia es un tema delicado y que el ambiente político no para de ennegrecerse, sin embargo en Santa Cesarea se respiraba amiguismo y buen rollo.

Dejamos el centro con ganas de pasar más tiempo con la gente, que nos contasen su historia y conocerlos un poco más. Pero tendremos tiempo para eso en estos meses. 

Ayer por la mañana, cogimos nuestras bicicletas y nos dirigimos a la oficina. Después de un buen café italiano salimos en dirección a otro de los centros, al otro lado del tacón, en la costa Este. En Alezio viven 18 personas en un edificio de 4 plantas. Al mostrar sorpresa con el campo de Santa Cesárea todo el mundo intentó bajar nuestras expectativas para con Alezio. Sin embargo, este CAS volvió a sorprendernos. Alezio era muy diferente en comparación con el de Santa Cesarea, ya que este último era al aire libre en un entorno más natural compuesto por pequeños ‘’apartamentos’’, y el centro de Alezio es un gran edificio con habitaciones. Durante este día aprendimos de forma más detallada algunos de los procedimientos que se llevan a cabo en los centros, como la revisión de elementos de seguridad, los documentos que los beneficiarios deben obtener, los derechos y los deberes que tienen que cumplir para poder vivir allí, así como también los procedimientos médicos relacionados con la prevención de problemas de salud y enfermedades, tanto para los propios beneficiarios como para las personas que trabajan allí.

Por ahora, nuestra principal tarea consiste en observar y aprender de nuestros coordinadores cómo se tienen que hacer las cosas, y eso es algo que ya nos inspira y nos motiva, sin embargo no podemos esperar a lo que queda por venir. 

¡Estamos listos para ayudar!

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment