El voluntariado europeo en Francia de Dalai, una experiencia imperdible

Dalai acaba de terminar su voluntariado europeo en Francia y nos cuenta lo que ha significado esta experiencia para él.

No te pierdas las experiencias de otros participantes en este apartado.

El voluntariado europeo, una experiencia imperdible

Hacer un proyecto de estas características puede significar un punto de inflexión, ya que se comparten muchas experiencias, de las que se aprende mucho, ya sean buenas o malas. Pasar 24 horas al día prácticamente con las mismas personas, entendiendo sus diferentes puntos de vista, cultura y costumbres, hace replantearse cosas que quizás se den por sentado. Hay que adaptarse, aprender a colaborar, a trabajar en equipo e intentar crear un ambiente cálido y confortable. Todo esto ayuda a conocer a los demás, pero también y no menos importante, a uno mismo. En resumidas cuentas: nunca pararás de aprender.

El voluntariado europeo de Dalai

Tareas y trabajo por la comunidad

En el caso que nos ocupa los períodos de trabajo se dividen en dos localidades distintas: Marigné-Peuton y Saint Paul le Gaultier (ambos en la región de los Países del Loira), además de los períodos de descanso en Rennes, la capital de Bretaña.

-Marigné-Peuton:

Un pueblo agrícola encantador donde trabajamos en la restauración de un muro de mampostería de la escuela de la localidad, todo ello con la ayuda y supervisión de los trabajadores de la asociación.

Como actividades complementarias realizamos una gran variedad de actividades con el fin de enseñar inglés a los niños de la escuela mediante juegos infantiles.

Por otro lado, para integrarnos con la población local realizamos diferentes actividades: bailes, partidos de fútbol, asaderos o cenas e incluso la apertura de un bar que normalmente permanecía cerrado para retransmitir los partidos del mundial de fútbol.

-Saint-Paul-le-Gaultier:

Un pueblo más pequeño que el anterior donde trabajamos en la restauración de los muros interiores de una iglesia. Pese a que no habían muchos habitantes realizamos un asadero al que acudió un gran número de vecinos que aportaron diferentes platos y su maravillosa compañía.

El voluntariado europeo de Dalai

Actividades, ocio y tiempo libre

Además del tiempo de trabajo, actividades o tareas del día a día, hay una gran variedad de actividades que realizamos, tales como canoa, ping-pong, tirolina, visitas culturales a castillos como el de Angers o el de Amboise o incluso una visita de un fin de semana a París. También visitamos los campamentos de los otros grupos de voluntarios europeos de la asociación.

En definitiva, una experiencia imperdible que nunca olvidarás

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment