Eva explica las ventajas de su voluntariado europeo en Polonia

Estoy en una organización de voluntariado europeo que se encuentra en la ciudad de Szczecin, Polonia. Realizar mi EVS en esta ciudad y en esta organización ha sido una muy buena decisión además de una gran oportunidad.

Tomé la decisión de hacer el Servicio de Voluntariado Europeo sin saber muy bien qué me iba a encontrar, pero sin duda tomé la decisión correcta.

La primera razón es la organización con la que he estado trabajando durante estos meses, nueve en total. Desde el momento que llegué y hasta el final del proyecto nos ha ofrecido siempre la ayuda que hemos necesitado, tanto para nuestro trabajo como para nuestro día a día, haciéndonos, a mí y al resto de voluntarios (20) muy fácil el proceso de adaptación.

En segundo lugar, también me gustaría hablar de la ciudad en la que he realizado el voluntariado, Szczecin, Polonia. El estilo de vida, así como el clima, es muy diferente al de España, pero es también una gran oportunidad para aprender a adaptarte a otros contextos y otras culturas.

La mayor ventaja que tiene esta ciudad es el ambiente estudiantil, que te permite estar en contacto con otros jóvenes, tanto locales como de otros países, y por tanto encontrar siempre un buen ambiente, además de numerosos eventos.

Otra de las grandes ventajas de Szczecin es la cercanía que tiene con la ciudad de Berlín, lo cual te permite viajar
y descubrir otros lugares, de forma barata y sencilla.

A continuación, me gustaría contar la experiencia que he tenido en cuanto a la labor como voluntaria. Durante estos meses la mayor parte de mi trabajo ha sido en una escuela primaria y en un instituto, aunque también he participado, junto a los otros voluntarios en diferentes eventos y workshops que Polites ha organizado, y he impartido clases de español.

En cuanto al trabajo en la escuela y el instituto, ha sido muy útil para mí, ya que he podido trabajar con niños y adolescentes, desarrollando e implementando diferentes talleres, enfocados sobre todo a la educación en valores, pudiendo poner así en práctica mis conocimientos como educadora social, pero también compartiendo un poco de la cultura de España. Es cierto que no es una labor sencilla, ya que la comunicación con los estudiantes, si
no sabes polaco, tiene que ser en inglés, y a veces es difícil poder expresar tus ideas en otro idioma, además de la dificultad que ellos tienen para poder entender inglés.

En mi caso al principio fue un poco difícil, pero decidí tomármelo como un reto y superarme día a día.

Para finalizar, es importante remarcar el tiempo libre del que puedes disfrutar y aprovechar, tanto para conocer la ciudad en la que estás viviendo, para establecer relaciones con el resto de voluntarios, y sobre todo para viajar, tanto alrededor de Polonia, descubriendo sus maravillosas ciudades, así como a otros países.

En resumen, creo que la experiencia del voluntariado europeo, es una oportunidad única y recomendaría a todo el mundo, ya sea para tomar un descanso de tu vida cotidiana, para tomar decisiones o simplemente para conocer otro lugares y culturas, que la realizará sin ninguna duda, ya que todo lo que puedes obtener de ella enriquecerá tu futuro.

Escrito por Eva María que desarrolla su voluntariado europeo en Polonia

 

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment