Juan construye una casa en Finlandia gracias a su voluntariado europeo

Bueno pues qué deciros de esta nueva experiencia, la verdad que algo muy positivo aunque los primeros días fueron duros, tanto que te replanteas que donde te has metido ya que es echar todos tus ideales por el retrete, pero en poco tiempo, al menos en mi caso, acostumbrado y a vivir esta bonita experiencia y si no me hubiese acostumbrado chungo lo tendría jajaj
El día antes de coger el avión, encontré un billete barato «entre comillas», teniendo en cuenta la fecha en que me tengo que volver y el sitio, pedí permiso para comprar el billete de vuelta, me lo concedieron y lo saqué para el 23 de diciembre, así que tenía que vivir durante los 8 meses si o sí, también me podría volver pero no está la cosa como para tirar un billete que no es nada barato, tal como están las cosas.
Como ya os dije, esto es algo muy distinto a todo lo que estaba acostumbrado, aunque haya vivido mucho tiempo solo fuera de mi zona de confort, pero también decir que es algo que le recomiendo hacer a todo el mundo porque de aquí se puede sacar mucho provecho además de aprender muchas y vivir situaciones tan rudimentarias que solo lo había escuchado antes en mi padre.
Referente a los días de trabajo, no os escribí antes ya que la primera semana es de papeleo, introducción y demás pero a partir de la segunda semana ya se empieza normalmente aunque también haya habido una introducción.
Hacemos tema de jardinería, granja, construcción de casas, entre otras cosas como por ejemplo ayudar un día en la cocina al voluntario que le toca cocinar esa semana para toda la comunidad (aquí, como ya sabrán, durante la semana, incluidos los 6 voluntarios suelen almorzar 12 personas o más que trabajan y viven aquí o solo viven aquí y los sábados nos podemos juntar unos 30.
La verdad que es algo muy bueno ya que normalmente cocino para mi y lo que cocino no es que sea gran cosa. Además aprenderemos la manera de trabajar que tienen, construiremos casas de madera que es algo muy interesante ya que en el sur de España, que es de donde provengo, no se suelen hacer este tipo de construcciones.
Nos dijeron de tener clases de finlandés aunque si os digo la verdad me gustaría tenerlas de inglés que seguro que me valen más para el futuro pero bueno el inglés, al menos, es el idioma en el que nos comunicamos así que con eso ya lo mejoraré bastante.
Ya no creo que tenga muchas más cosas que deciros y de fotos pues os pego el enlace enlace de todas las que tengo de nuestro tiempo libre.
Cuando trabajo no llevo el móvil así que me tome el tiempo para hacer fotos de la zona y también podéis encontrar un par de fotos de la excursión que hicimos por aquí, una barbacoa que hicieron y cuando fuimos a Tampere en el día del trabajador.
Escrito por Juan, voluntario europeo en Finlandia

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment