Andrés en guardería como voluntario europeo en Letonia (III)

Éste mes fue un momento muy reconfortante. Debido a que en la organización iban muy (demasiado) relajados con realizar actividades en las que yo participar o colaborar, me decanté por sacarme las castañas por mi parte ¿qué hice? bueno, ya di clases de dibujo anteriormente y también de cultura española (y curiosidades españolas) en el gymnasium de Valmiera (gymnasium viene a ser así como un instituto pero para la gente con mejores marcas, muy digno y respetable todo). Pero el gymnasium no fue como hubiera gustado ir y al final de hecho se prescindió de mis enseñanzas.

¡Pero! se me ocurrió un plan más cercano a las artes y fue la de contactar y ofrecerme a dar clases de dibujo…de arte, en general (porque hacer manualidades es un arte, al fin y al cabo ¿no?) en jardines de infancia y así tener los días bastante más ocupados.

voluntariado europeo letonia
voluntariado europeo letonia

Y vaya, que la experiencia se hizo muy positiva. De hecho el haber dado clases en los jardines de infancia como parte del proyecto fue de las mejores decisiones hechas. Fue muy satisfactorio ir a dar clases de dibujo a alegres niños, hablar en letón extremadamente acentuado y además que una de las directoras te preguntara por dar clase en otro centro; lo cual supuso ir a dar clases de plástica en hasta 3 jardines de infancia diferentes de la ciudad, a niños de entre 4 a 7 años (aquí los niños salen más tarde de pre-escolar). Dejo fotos respecto a ello, que creo, ha sido lo mejor de estas últimas semanas. En fin, la de regalos de manualidad y papel que he recibido por estos servicios de unos niños de lo más agradecidos.

El problema que ahora terminan las clases, el verano se acerca y eso significa que no hay clases. Así que éste periodo se acaba. Me queda pensar a ver qué voy a poder hacer. ¡Pero bueno! existen alternativa; es cuestión de verlas y pensar sobre ello.

Bueno, y también me fuí de viaje a múltiples lugares, tales como Minsk, San Petersburgo y Moscú. Lugares idílicos pero que al fin y al cabo no forman parte del proyecto, pero siguen siendo fuentes de descubrimiento e iluminación, en éste caso sobre cómo son las tierras más allá de la Europa continental.

Y en fin, ésto diría que es lo más destacado brevemente hablado. Letonia está además ahora preciosamente verde y llena de flores amarillas y blancas por doquier. Un pequeño lienzo de hermoso paisaje.

Escrito por Andrés Rodríguez, voluntario europeo en Letonia

Lee sus experiencias anteriores de servicio voluntariado europeo:

Andrés en Letonia con actividades artísticas con el frío polar

Andrés en su segundo mes en Letonia como voluntario europeo

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment