Arkaitz en Francia con un voluntariado europeo de un mes

Me llamo Arkaitz, tengo 22 años y acabo de regresar de un voluntariado europeo de corta duración en Francia.

 

Cómo empezar…

 

Quería aventurarme en algo nuevo, algo que me abriera nuevas fronteras, y nuevos conocimientos. Por ello, unas amigas que participaban como voluntarias europeas en mi ciudad me hablaron sobre esta posibilidad. La oportunidad de realizar proyectos de larga o corta duración por Europa… ¿Por qué no intentarlo? En la historia de cada protagonista existe un miedo a la hora de escoger una ruta, y este comenzó, al cerrarse las puertas de mi vagón. Esa sensación de abandonar tu hogar, dirigirte a un nuevo país, diferente gente, otro idioma, diferentes culturas… ¿Encajaré? ¿No encajaré?.

 

Pero el futuro siempre es mejor de lo que nos parece Aventura, Amigos y Croissants son las palabras que engloban una única experiencia 9 personas procedentes de 7 nacionalidades compartimos un mes y medio en diferentes espacios, comprendidos entre la ciudad de Le Mans, y en el pueblo de Sain Calais du desert. Nuestra labor fue ayudar en la creación y realización de un Festival cultural y familiar, en la Veille de Corduen, y un trabajo medioambiental, que consistía en la elaboración de un pequeño estanque para la procreación de ranas, y el cuidado de una planta protegida de la zona.

 

Todo ello fue posible, gracias al equipo con el que trabaja la organización de ètudes ET chantiers, personas con una diversidad de edad, que han estado desempleadas, con ganas de trabajar, y que esta, les ofrece la oportunidad de volverse incorporar de nuevo en el mundo laboral. Dicen que el mundo es como un libro, y aquellos que se adentran a viajar, avanzan más allá de una primera página Y que no importa si uno empieza solo la travesía, que a lo largo del trayecto aparecerán nuevos amigos que le acompañaran en la aventura. Convivir con grandes personas de diferentes culturas, distintas ideas, nuevas concepciones sobre el mundo, te impulsan a querer conocer, aprender, y descubrir, mucho más de lo que los ojos pueden ver a primera vista.

 

Pero por otra parte… El volver no ha sido nada fácil, el cambio de idioma, lugar, gente, la distancia… es un poco duro de afrontar, a pesar, de que tu familia y tus amigos estén contigo Pero siempre hay que pensar, que esta ha sido una de esas grandes experiencias a contar y disfrutar, recordando aquellos grandes momentos llenos de risas, bailes, saltos, cantos, trabajo en equipo, viajes, comidas, hazañas que compartimos juntos, y de lo que nos hizo enamorarnos los unos de los otros, por esas esencia tan especial que nos caracterizaba. «Una vida de aventura no significa necesariamente escalar montañas, nadar con tiburones o saltar desde acantilados. Significa ponerte en riesgo a ti mismo dejando un pequeño pedazo de ti detrás de todos aquellos que encontramos en el camino”.

Os dejo estos links de periódicos franceses que se hicieron eco de nuestra aventura francesa:

http://www.fildesterritoires.fr/mayenne/1636-saint-calais-du-desert-les-jeunes-volontaires-europeens-font-bouger-le-moulin-de-cordouen

http://www.ouest-france.fr/sept-jeunes-europeens-au-moulin-de-cordouen-3564433

ARK

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment