Cinco especialidades culinarias de Padua

Padova, la ciudad de donde yo vengo, es el destino habitual para unas vacaciones en Venecia, ya que está a sólo 40 kilómetros. Sin embargo, frecuentemente los turistas se sorprenden por la belleza de la ciudad, ya que es rica en arte y cultura: se puede admirar las obras maestras de Giotto en la Capilla de los Scrovegni, la casa donde vivió Galileo Galilei y aulas universitarias en las que él enseñó, sal de una Universidad de las más antiguas el mundo (nació en 1222, cuatro años después de la Universidad de Salamanca). Y, sobre todo, en Padua se puede comer algunas especialidades culinarias, que tienes que probar:

1) “I folpetti” en Plaza de la Fruta

En la plaza de la fruta puedes encontrar a un banquete que alimenta los turistas y los padovanos desde 40 años. El quiosco ofrece especialidades culinarias de pescado: “folpetti” (pequeños pulpos), pulpo cocido, “bovoletti” (caracoles) y “masenette” (cangrejos), además de las albóndigas de camarón, bacalao “mantecato” (en crema de leche), todo servido con una rodaja de humeante polenta.

2) La pizza de Orsucci

En una calle cercana a Prato della Valle, una de las plazas más grandes de Europa, se puede encontrar una de las pizzerías más antiguas de Padua (fue inaugurada en 1922). Aquì es posible de comer una de las pizzas más popular de Padova: es cocinada de una manera diferente de la napolitana: menos alta y con una cocción especial, gracias a especiales bandejas que extienden uniformemente el calor y permiten a la mezcla de permanecer húmeda.

3) El cafè al Caffè Pedrocchi

«No se endulza y no se mezcla», es la recomendación de los camareros que sirven el café en el Caffé Pedrocchi. Es un espresso con crema a la menta y un toque de cacao: la receta tradicional de uno de los mas famosos bar historicos en Italia.

4) El “tramezzino” del Bar Nazionale

El Bar Nazionale es el lugar ideal para aquellos que quieran disfrutar de un buen “tramezzino”. En el interior hay una vitrina con todas las combinaciones disponibles: atún y huevos, pimientos y “porchetta”, “speck” y queso fontina. El consejo personal, para respirar un poco de aire patavina auténtica, es de elegir un “tramezzino” planchado y una copa de spritz.

5) Lo spritz en “Piazza dei Signori”

Es difícil que una noche en Padua no termina con uno spritz. Con Aperol, Campari o Cynar, la bebida anaranjada, imprescindible para los padovanos, ahora se ha extendido por todo el mundo. La receta tradicional es un tercer de vino blanco, un tercer de bitter y un tercer de seltz, pero ahora está tan de moda que se puede encontrar docenas de variantes. Para beber en uno de los bares del centro, mejor si es en “Piazza dei Signori”.

Escrito por Andrea Callegaro, Voluntario SVE en Building Bridges

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment