Los primeros veinte días en Madrid como SVE

Eran los primeros días de febrero de 2014, estaba empezando finalmente a escribir una tesis para la licenciatura en filosofía. Después de seis años de estudio, pasados sobre todo en la biblioteca de la universidad, necesitaba un cambio de escenario y tener una experiencia que me involucraría de una forma total. Me fui a trabajar, ¿qué podía hacer? Y sobre todo: ¿dónde podría ir?. Yo conocía el programa Erasmus porque algunos de mis compañeros de clase que habían tomado parte, pero yo no tenía esa posibilidad. Así que, en busca de información sobre el Erasmus+, terminé en la página web del Servicio Voluntario Europeo, y me impresionó por las posibilidades que este programa ofrece: vivir en un país extranjero, aprender un nuevo idioma, hacer contacto con una nueva cultura, todo en una situación de independencia económica de sus familias. Era lo que yo estaba buscando. Entré en contacto con Xena, una de las asociaciones en Padua que apoyan el programa EVS, y conocí a Emiliano, que me ofreció un proyecto fantástico: 9 meses de trabajo en los centros juveniles en Madrid con la Asociación Building Bridges.

Y aquí estoy, viviendo en una calle en el distrito de Tetuán con mis cuatro nuevos compañeros de piso: Anna de Polonia, Louisa y Marleen de Alemania y Yohann de Francia. Somos parte de un mismo proyecto, así que todos trabajamos en Building Bridges en colaboración con muchos centros juveniles, pero cada uno en un centro diferente. En este momento, yo trabajo en el centro juvenil de Carabanchel Alto. Carabanchel es el distrito más poblado de Madrid, a unos 270.000 habitantes, y está situado en el sureste de la ciudad. El centro es muy popular entre los jóvenes del distrito, y ofrece una gran cantidad de actividad: en el último mes ayudé a la realización de actividades come cocina y cine, y ahora estoy ayudando a preparar la fiesta de Halloween.

Fiesta Halloween en Carabanchel
Fiesta Halloween en Carabanchel

Estoy justo en el comienzo de esta experiencia, pero estoy entusiasmado con los retos que me estoy enfrentando: aprender un nuevo idioma, vivir en una cultura diferente a la mía, trabajar con personas de diferentes países me recuerda cada día la importancia de aceptar las diferencias mutuas.

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía. ¡Escríbenos!
  • Add a comment